Pablo Rocha, exdirector de la Policía Estatal Única, y Sergio Almaráz, exfiscal de la zona Centro, forman parte de la Secretaría de Seguridad Pública en Juárez, a cargo del exfiscal general del estado, Jorge González Nicolás, designado como titular de la seguridad en la ciudad fronteriza.

Al respecto, la Alianza Ciudadana, que respaldó al ahora gobernador Javier Corral durante campaña, alertaron que ciudad Juárez se convertirá en un “bastión de Duarte”.

“Hace una semana la Alianza Ciudadana Juárez y Chihuahua advertimos a la opinión pública de una serie de hechos que fundamentan nuestros serios cuestionamientos a la designación del ex fiscal de Duarte, como Director General de Seguridad Pública del municipio de Ciudad Juárez”, señaló en comunicado de prensa.

Acusaron a González Nicolás de haber permitiro que grupos delictivos ampliaran su presencia en la Sierra Tarahumara los cuales controlan el bosque, la gasolina, los alimentos y ante la reiterada negativa de reconocer la problemática, surgió el fenómeno de desplazamiento forzado de comunidades indígenas y el control absoluto de extensos territorios por grupos criminales, indicó.

También lo responsabilizan de desmantelar el sistema de comunicación del C3, la cual fue financiada con fondos del plan Mérida, esta estrategia permitía observar el comportamiento de grupos delictivos en todo el estado. También de haber desarticulado el equipo anti secuestros, que fue modelo nacional.

Así como de manipular cifras, archivar expedientes no resueltos y otras acciones para bajar las estadísticas criminales oficiales. Por otro lado indican que rechazó esclarecer los asesinatos de defensores de derechos humanos, de periodistas y de abogados.

Mientras que de Sergio Almaraz, exfiscal zona Centro y ahora del jurídico en la Policía de Juárez, la Alianza Cudadana lo responsabiliza de desaparecer expedientes originales cuyo contenido se desconoce y otros expedientes relativos a narcomenudeo y robos de vehículos.

En tanto que Pablo Rocha, exdirector de la PEU, quedó como comandante de la Policía fronteriza. A él lo señalan de haber utilizado a un Grupo De Análisis Policial (GAP), integrado por 22 policías preventivos, en una unidad que en las oficinas del C4 se dedicaron a torturar y a fabricar delitos.

“La Alianza Ciudadana Juárez y Chihuahua le demandamos respetuosamente al Presidente Municipal de esta frontera la remoción de estas personas del aparato de seguridad pública y hacemos un nuevo llamado, para que se respete la voluntad ciudadana expresada en las urnas, en el sentido de darle la espalda a un régimen corrupto encabezado por Cesar Duarte”, finaliza el documento enviado a medios de comunicación./ahoramismo.com